Árbitros Internacionales

Entrevista Dania Paz González Cancino - Árbitro Internacional WT
“Si te gusta el arbitraje solo hay que perseverar y dar lo mejor”


1 Dania Gonzalez
Profesora de Educación Física de la Universidad Católica del Maule y Médico Veterinaria de la Universidad Santo Tomás de Talca son los pergaminos que preceden la exitosa carrera arbitral de nuestra destacada Referee internacional, quien se mantiene trabajando con esfuerzo, pasión y disciplina para sortear los desafios dentro del octogonal mundial.

Oriunda de la séptima región se inició en la senda del Taekwondo hace 22 años aproximadamente. Siendo cinturón verde conoció el arbitraje del cual se encantó totalmente tras aprobar un curso con éxito, pero no fue hasta fines del año ‘99 cuando tuvo la edad y el grado requerido en esa época, que logró acceder oficialmente al selecto grupo nacional del arbitraje. De sus inicios nos cuenta: “Fue super dificil cuando empecé, ya que yo era muy tímida, pero el arbitraje me ayudó mucho a formar mi carácter y a ganar seguridad, por eso me gustó mucho mucho el arbitraje”.

Ya encaminada como árbitro nacional en el año 2000 participó de un seminario de refrescamiento en el Hotel Los Nogales de Santiago reafirmando su pasión y entrega a esta carrera que la vió crecer, “Eramos muchos participantes, como 150 o 200 árbitros… no recuerdo bien, pero si recuerdo que salí como la tercera o cuarta mejor evaluada y fue en ese momento, con ese resultado que yo me sentí realmente árbitro nacional”, sentencia con orgullo.

CARRERA INTERNACIONAL
Tras una disciplinada carrera como árbitro nacional y motivada por el Maestro Mario Mandel a seguir la senda del arbitraje, en al año 2012 toma la decisión de dar el curso de Referee Internacional en Bolivia, escalando con ello un nuevo peldaño en este rumbo.
¿Qué motivó tu proyección internacional?
R: “En ese tiempo me gustaba mucho ser árbitro nacional ¡demasiado! Era cinturón rojo categoría P (principiante) mucho tiempo, pero el Maestro Mario Mandel me motivó a ser cinturón negro y con ello subir a tercera clase y gracias a él ascendí. Cuando quise dar el siguiente paso y ser árbitro internacional fue él quien también me ayudó, porque yo desde el 2012 era categoría P y él me tomó el examen de cuarto dan para que yo ascendiera en el año 2017 o 2018 y asi subí de clase”.

¿Qué evento recuerdas más significativo y por qué?
R: “Londres 2017 ¡absolutamente! Si bien no fue el primer evento que tuve en la mundial, yo ya llevaba un tiempo, mi inglés en ese tiempo no era el mejor, arbitré un par de combates clasificatorios, eliminatorios… de todo un poco, pero el dia de la categoría -57 kilos arbitré un clasificatorio y un cuarto de final… en un momento me entregaron la hoja de arbitraje y pensé que iba de thechnical assistant (TA) pero me di cuenta que en realidad iba de Central Referee… yo hasta ese momento no había arbitrado nunca una final a este nivel tan imporante entonces me ponen el micrófono y me senté en la fila de las primeras, en ese momento solo quería que todo saliera bien… ya no sentía las piernas (ríe) y en eso entro a la cancha cuando de repente veo que la pelea era de Jade Jones, número dos del mundo en ese tiempo contra Corea, la número uno del mundo ¡No podía creelo! (ríe nuevamente)… de lo único que me acuerdo es cuando dije el Kuman y dí la ganadora. Cuando salí de la cancha sentí que me gané el respeto de toda la gente que vió ese combate, de mis compañeros árbitros y sobretodo de mi jefe y de nuestro presidente de Patu, Ji Oh Choi. Me sentí muy orgullosa, porque en ese evento había mucho en juego y no podía fallar…gracias a Dios salió todo bien”.

¿Cuál es tu meta en el arbitraje?
R: ¡Tokio2020! No sé que pase más adelante pero me gustaría estar ahí. Para mi era algo impensable…pero después de Londres cuando me empezaron a invitar todos los Grand Prix me lo planteé y cuando ratifiqué mi meta fue este año en el clasificatorio de México, cuando nos dieron los resultados del campamento de América, que yo no lo podía creer porque hay gente muy buena en América, entonces al ser clasificada entre los 13 mejores ahí recién me convencí.

¿Qué mensaje te gustaria entregar al arbritaje nacional?
R: ”Aunque es una carrera super esforzada, es muy gratificante para uno porque los logros y los méritos que uno obtiene te hacen sentir bien. Me siento muy orgullosa de pararme al centro del tatami porque cuando uno está ahí representa al país, entonces cuando dicen Dania González de Chile, no soy solo yo ¡Yo soy Chile! Si quieren estar en el arbitraje internacional hay que trabajar duro ¡Muy duro! Nos están evaluando continuamente, una y otra vez, hay que cambiar y mejorar, pero se puede si te gusta, solo hay que perseverar y dar lo mejor”.